Fecha: 22 de agosto de 2009
Recorrido: circular 9 Km ida y vuelta.
Accesibilidad: sencillo.
Tiempo: 7 horas, incluyendo comida y siesta.

Internarse a través de un puente colgante, en el Valle de Cavuerniga, recorres parte del valle y visitar varias cascadas. Vegetación aire puro y aguas cristalinas.
Vale la pena visitar cualquier parte del Valle de Saja, pero esta excursión en concreto es sencilla cómoda y preciosa.

Puente colgante sobre el rio Saja, el comienzo de la aventura.

Puente colgante sobre el rio Saja, el comienzo de la aventura.


La ruta parte del Camping Molino de Cavuerniga, en Sopeña, que tiene unos apartamentos rústicos y una zona de acampada con cesped, y toma de luz. Los servicios excelentes, el trato perfecto. Un sitio tranquilo y agradable. El bar tienda es de poca variedad pero todo de calidad, en cuanto al el bar es de bocadillos y desayunos.

Los de la recepción nos informaron de varias rutas, nosotros elegimos Las Cascadas y nos dejaron un mapa topográfico, con la ruta marcada.

Marcado en el mapa topográfico el recorrido a realizar

Marcado en el mapa topografico el recorrido a realizar

Salir de Sopeña por detrás hacia el río para cruzárlo por un puente colgante, una vez cruzado el río nos internamos en una senda que discurre por dentro de la maleza, impresionante, al llegar a una bifurcación cogemos el camino de la derecha, seguimos subiendo hasta que salimos de la senda a un camino agrícola que nos lleva hasta el pueblo de Lamiña.
En este pueblo hay una casa rural «Las rozas de Cavuerniga» con muy buena pinta, la podeis ver en la foto de debajo.

Casa rural las Rozas de Cavuerniga.

Casa rural «las Rozas de Cavuerniga».

Bajar hasta la plaza y hacer una visita al bar del pueblo, auténtico, el señor que lo regenta es muy simpático y amable de una edad parecida al bar (80 años), aunque es posible que el bar tenga más y se conserva tal cual.
De la plaza del pueblo sale la pista que nos llevará hasta el comienzo de la senda de la Cascadas, está señalizado, el paseo es agradable pasando al lado de bosques de castaños, avellanos y hayas. Lo seguimos hasta llegar al río y cruzarlo, entonces cogemos hacia la derecha, la pista que sale a la izquierda es la que cogeremos para volver. Seguimos la subida hasta llegar al paso canadiense (rejilla en el suelo, que a los animales nos les da ninguna seguridad), que tras pasarla nos encontramos con el panel que nos indica el comienzo de la senda.

Mapa que está situado en el panel informativo al comienzo de la senda.

Mapa que está situado en el panel informativo al comienzo de la senda.

La senda hace una U visitando en el centro varias cascadas, con pozas de agua cristalina y helada.
Nosotros comimos en una de ellas, luego bajamos por la otra pista hasta el pueblo de Barcenilla. Luego tuvimos que hacer unos 500 u 800 metros por la carretera para llegar desde Barcenilla a Sopeña.

En Sopeña hay una quesería artesana que hace un queso de leche cruda de cabra, buenísimo. Lo venden en la misma quesería.

[nggallery id=50]

    Comentarios

  1. Fernando : 7 noviembre, 2010

    Excelente artículo y excelente blog. Sólo decir que Cabuérniga es con b, no con v. Conozco bastante la zona y me he visto en la necesidad comentarlo.
    Un saludo y enhorabuena de nuevo.

  2. admin : 8 noviembre, 2010

    Muchas gracias Fernando por tus felicitaciones y por tu corrección, que ya lo he cambiado. Lo hago porque me gusta caminar y me gusta enseñar los sitios que me han dejado buena impresión.

    En concreto esa zona me gusto mucho.

  3. Pilar : 20 marzo, 2012

    Hola! escribo desde Cantabria. Hace unos días decidimos hacer una excursión por Cabuérniga y nos encontramos con tu blog y la ruta que proponías desde Sopeña a Lamiña. Nos pareció un aliciente que los niños tuvieran que atravesar el puente colgante, pero cuando llegamos al pueblo ya nos dijeron que debía estar en mal estado por las últimas riadas. Aún así nos fuimos a comprobarlo «por si acaso». El puente está destrozado y no se puede utilizar. Una pena.
    La ruta de las cascadas la tuvimos que hacer desde el pueblo de Barcenillas. Casi siempre hay alternativas.

    Un saludo desde Cantabria.

  4. paco : 20 marzo, 2012

    Gracias Pilar por la información, es una pena que haya desaparecido el puente, porque estaba muy gracioso y no era nada peligroso, ya que iba a muy baja altura, imagino que por eso se lo llevo el agua. Espero que lo repongan, aunque nos tienen acostumbrados en todas partes a no invertir en estas cosas.

Deja tu opinión

He leido y acepto la Política de privacidad.

Usamos cookies

Sólo guardamos datos de tu visita, no datos personales. Saber más sobre nuestra política de cookies..

Aceptar el uso de las cookies