Hemos bajado al cañon del río Dulce

Viernes 4 de mayo de 2018
28,4 km | 4:45 h mov. 7:25 h en total | 897 m subida | 1163 m bajada (IBP: 70)

Esta etapa promete ser más bonita que la anterior, desayunamos en el bar y salimos de Torremocha por una pista casi recta que recorre los campos hacia una colina que es donde nos separamos del paisaje de campos y nos adentramos en el hermoso paraje del cañón del río dulce, del que recorremos buena parte.

Hemos bajado al cañon del río Dulce

Hemos bajado al cañon del río Dulce

El cañon es bantante ancho

El cañon es bantante ancho

Llegamos a Pelegrina un pueblo colgado en una ladera del valle, cruzamos el rio para acceder al pueblo, nos comentan que vive muy poca gente y no hay ningún servicio.

Subiendo a Pelegrina

Subiendo a Pelegrina

Seguimos caminando junto al rio dulce el valle se abre y llegamos a La Cabrera, en el bar El Balcón del Dulce que hay junto al rio hacemos una parada y una cerveza y seguimos camino dentro del parque del río dulce y pasamos por el caserío de los Heros una antigua fabrica de papel.

Caminando al lado del río

Caminando al lado del río

La antigüa fabrica ahora en ruina, con unas obras paralizadas

La antigüa fabrica ahora en ruina, con unas obras paralizadas

Seguimos el río hasta Aragosa un pueblo turístico muy bonito pero totalmente vacío casi todo son casas rurales que se habitan el fin de semana, hoy a mediodía no hay prácticamente nadie. En un parque con mesas y fuente dentro del pueblo y al lado del río comemos de la comida que llevamos y luego dormimos una siesta.

Aragosa un pueblo de fin de semana lleno de casas rurales

Aragosa un pueblo de fin de semana lleno de casas rurales

Seguimos camino hacia Mandayona, siguendo el río dulce pero entrando de nuevo en paisaje agrícola, en Mandayona paramos a hacer una merienda cena a las 18:30, vamos a a seguir hasta Villa Seca de Henares y no sabemos que nos encontraremos, así que la cena va por delante.

De Mandayona a Villaseca seguimos con el mismo paisaje acompañando al río dulce, en Torremocha no vemos bien donde montar la tienda, hay una loma en un lateral de la iglesia que no se veía mal aunque un poco inclinada, preguntamos en el pueblo y nos envían a hablar con el alcalde que nos deja dormir en el nuevo centro médico que está en obras, pero casi terminadas.

Las afueras de Villaseca de Henares

Las afueras de Villaseca de Henares

Cenamos algo nos lavamos porque tenía agua y montamos para dormir con las tiendas aislando del suelo.

En este espacio aún sin terminar de definir Voro nos cuenta como nos ha ido:

Buenas noches, la octava etapa de esta temporada comenzó en Torremocha del Campo, la noche anterior cenamos y dormimos en Juanis un bar de carretera con amplio aparcamiento para camiones, dormimos calentitos con los radiadores repletos de ropa tendida. Desayunamos en el bar y comenzamos ruta, hoy hace un viento fuerte, frio y desagradable, andamos por un camino recto un par de kilómetros entre campos de cereal, el camino nos lleva al Parque Natural del barranco de Rio Dulce, los campos van desapareciendo y el monte bajo ocupa el inicio de la zona del barranco, las aves nos sobrevuelan, aparecen un par de águilas y una decena de buitres leonados, nos vamos protegiendo del viento a medida que vamos bajando hacia el rio, los paisajes son muy bellos, las rocas dominan el barranco y son refugio de las aves, llegamos al rio, veo una cabra que sube ladera arriba entre rocas, este entorno lo hizo famoso Felix Rodriguez de la Fuente, el rio, la montaña rocosa, la vegetación de montaña mezclada con la de ribera hace de este entorno un paisaje singular, como caminantes entendemos esta vuelta que da el camino para mostrarnos este lugar, en poco tiempo llegamos a un pueblo llamado la Pelegrina, está en la otra vertiente del barranco en la parte superior, coronado por un castillo, por este pueblo pasan también los caminos para llegar a Sigüenza. Conocemos a Emilio, antiguo pastor, que se encarga de regar las flores de los vecinos que se han ido, y que en su día plantó la ladera de entrada a su pueblo de lirios, nos aconseja bajar al rio por otro camino, mucho mas bonito y protegido del viento frio. Emilio nos cuenta que los vecinos del pueblo cada semana se reúnen para hacer una comida juntos, es un hombre que ha trabajado en Madrid y Zaragoza, y ahora vive en su pueblo.
Bajamos al rio Dulce y seguimos su cauce hasta salir del parque, pero antes paramos a tomar una cerveza en la Cabrera, en un restaurante que el dueño está arreglando, un sitio agradable, con vistas y detalles de buen gusto, paramos también dentro del parque para ver las ruinas de una antigua fabrica de papel moneda y dos grúas que abandonaron en una fallida obra de rehabilitación, andamos relejados y nos tumbamos un rato al sol, seguimos ruta, bajando rio entre sauces, fresnos, chopos, viendo encinas, nogales, sabinas y robles, algún campo de cereal también aparece y el final del parque llega con Aragosa un precioso pueblo en el que paramos a comer lo que nos queda en la mochila y a descansar al sol, es un día de Relax, tras una siesta nos dirigimos a Mandayola, pueblo grande al que llegamos siguiendo el cauce del Dulce, el valle se hace cada vez mas ancho y las tierras de cereal, ocupan el valle y parte de los cerros, a eso de las 18,30 llegamos al bar milagros, donde nos preparan una comida-merienda-cena, que disfrutamos, pese a no estar hecha con’ «cariño», a eso de casi las 20,00 salimos en dirección al siguiente pueblo, siguiendo el cauce del Dulce que se juntará al Henares, el valle se amplia y cierra sin un orden establecido….a eso de las 21,00 llegamos a Villa Seca de Henares, con la intención de buscar un sitio para montar las tiendas o cobijo para dormir.
Fin de la octava etapa, muy de relax
26 km.
Hoy hemos disfrutado de los paisajes y de las aves que hemos visto en toda la amplitud del parque.

Powered by Wikiloc

Anímo!! se el primero en opinar.

Deja tu opinión

He leido y acepto la Política de privacidad.

Usamos cookies

Sólo guardamos datos de tu visita, no datos personales. Saber más sobre nuestra política de cookies..

Aceptar el uso de las cookies