Camino del monasterio

Lunes 30 de abril de 2018
18,9 km | 4:45 h mov. 7:25 h en total | 897 m subida | 1163 m bajada (IBP: 70)

Nos levantamos a las 8 desayunamos, recogemos y limpiamos el local y salimos de camino hacia el Monasterio de la Madre de Dios en Buenafuente de Sistal, son cerca de 5km, primero bajamos para luego subir a una altura un poco superior a la del pueblo.

Camino del monasterio

Camino del monasterio

LLegamos al monasterio y allí encontramos a un matrimonio que viven allí y que están cuidando su huerto, nos dicen que no creen que las monjas den hospedaje, si lo hacen a grupos cuando contratan un edificio albergue que tienen allí. Nosotros habíamos leído de gente que había conseguido que les dejaran un sitio a cubierto para dormir, pero no podemos confirmarlo.

El Monasterio de la Madre de Dios

El Monasterio de la Madre de Dios

Salimos por detrás del monasterio sigue lloviznando, continuando por el GR el siguiente pueblo es Vatablo del rio y la etapa sería excesivamente larga, no tenemos controlado ningún espacio para dormir a cubierto por el camino y sigue lloviznando, así que decidimos desviarnos hacia Huerta Pelayo a ver que encontramos allí. Caminamos por pista entre árboles sorteando lomas y con la compañía de la lluvia de manera intermitente.

Las nubes nos acompañan todo el rato con algún claro de vez en cuando

Las nubes nos acompañan todo el rato con algún claro de vez en cuando

Llegamos a un punto en el que cruzamos el rio atravesando el puente de Taragüe, la lluvia aumenta y decidimos desviarnos 2 km del camino para ir a refugiarnos a Huerto Pelayo que al parecer tiene bar, a ver si podemos comer algo caliente.

El puente de Taragüe

El puente de Taragüe

El bar también es un local social hablamos con el que tiene las llaves, ha parado de llover, le comentamos que necesitamos comprar comida y nos comentan que imposible y que en el bar solo hay bebida, al final nos dan pan y unas latas para que comamos y no nos lo quieren cobrar, además nos abren el bar para que comamos allí y acompañemos el bocata con un vino.

Impresionantes los bocatas que nos saben a gloria

Impresionantes los bocatas que nos saben a gloria

Aparece por el bar un ex-alcalde que regenta unos apartamentos rurales en el pueblo y nos dice que nos puede dar hospedaje esa noche por 100€, nos podemos duchar y además tiene lavadora por lo que podemos lavar la ropa que esta un poco perjudicada de la lluvia y el barro. Normalmente no tiene servicio de comidas pero dada nuestra situación se ofrecen a darnos de cenar en su casa cobrándolo aparte.

Cenado, con calefacción y a cubierto Voro escribe su crónica:

Buenas tardes cuarta etapa de la segunda temporada, ayer llegamos calados hasta los huesos a Villar de Cobetas, al final pudimos aprender qué es hospitalidad, nos dejaron pernoctar en las cocheras del pueblo, local grande que utilizan para fiestas del pueblo y salón multiusos, tiene un hueco grande redondo, quizá para ventilar los gases de los autobuses que ya no llegan, hay colgadas bombillas de colores y una chimenea.
Un lugareño pasa a vernos, ofrecernos abrir el bar e indicarnos de donde podemos coger leña. Tomamos una cerveza y nos recogemos. Preparamos campamento y a dormir, hace mucho frio y durante la noche la chimenea la mantenemos encendida. A las 8,00 nos levantamos, desayunamos y limpiamos el local…estamos muy agradecidos a este pueblo. Nos dirigimos al Monasterio de la buena fuente del Sistal el camino trascurre por pista y senderos entre encinas y sabinas, al llegar al monasterio chispea, todo está cerrado y junto al monasterio hay una urbanización de casas, todas del monasterio, menos una, que tiene una estética mas tradicional, según nos cuentan los propietarios de esta casa, con los que hablamos, todas esas casas las gestiona el monasterio, para que vengan gentes a «purgar las almas» o a «depurarlas» les preguntamos por un bar, o algún sitio para tomar algo, y no lo hay, se ofrecen a darnos un café con leche, pero están trabajando en la huerta y creemos que son muchas molestias…
La comida del viaje se basa en hacer una comida fuerte en algún restaurante o bar y llevar algún complemento en mochila (sopa, fiambre, puré de patata, etc) y llevamos haciendo de esa comida complementaria la principal, y haciendo que los frutos secos o barritas sean la comida complementaria. Necesitamos un bar que hagan comida y un sitio donde dormir. La cobertura en toda la zona es bastante mala, no nos comunicamos con éxito, desconocemos si habrá bar con comida en el próximo destino. Decidimos seguir ruta, el Monasterio está en un precioso enclave y tiene una bonita puerta románica, pero como las almas las traemos purgadas de casa continuamos camino. Atravesamos el monasterio y subimos el vía crucis, esta etapa está llena de pendientes y de cambio de tiempo, de pronto hace sol y subes, como que cae agua nieve y vas bajando, llueve intermitentemente, graniza y sale el sol, el paisajeces espectacular, un águila nos sobrevuela a pocos metros, el monte plagado de tomillo y romero en flor, la humedad hacen que el paseo no sea tan duro, llegamos a un paraje precioso, digno de Pirineos el puente de Taragüe y de allí seguinos a Huerto Hernando, la suave lluvia se convierte en mas fuerte y decidimos salir del camino 1,8 km para refugiarnos en Huerto Pelayo, al parecer tiene bar, le preguntamos a un coche que sale del pueblo y nos indica quién tiene las llaves del bar. Son las tres de la tarde y pedimos que nos hagan algo de comer, o si conocen de algún sitio, nos dicen que no dan de comer y el bar no hace café, pero la señora en un gesto de hospitalidad nos regala 6 latas de atún, pan y tres tomates, su vecina que participa en la conversación nos da tres manzanas y nos abren el bar encienden la estufa para que nos sequemos y descansemos. Fuera sigue lloviendo, preguntamos por un sitio para dormir, y nos ofrecen un piso rural, Bienvenido es quién lo regenta y debemos «negociar» con él el hospedaje….
Fin de la cuarta etapa
19 km.
Estamos cansados pero alegres pese a las ampollas de Paco, el frio que pasa José por la noche y la uña que perderé probablemente de un dedo del pie izquierdo.
Hoy nos han dado una lección de hospitalidad, desde uno de esos pueblos que se apagan poco a poco.

Powered by Wikiloc

    Comentarios

  1. Noelia : 3 diciembre, 2018

    Me acuerdo de cuando estuvisteis en Pelayo me alegro de q os gustara toda la zona cuando queráis volver estáis invitados me llamo Noelia estuve hablando con nosotros

  2. paco : 6 diciembre, 2018

    Si que volveremos Noelia, fue muy agradable nuestro paso por Pelayo, la provincia de Guadalajara es un ejemplo de la despoblación y abandono del medio rural y nos impacto la fuerza con la que luchabais por mantener vivo y en condiciones vuestro pueblo y las tradiciones. Enhorabuena y suerte porque ayuda externa teneís bien poca. A los que quieran visitar Pelayo que sepan que es un pueblo bonito, con unos alrededores preciosos y sobre todo con una gente acogedora y agradable.

  3. Voro : 6 diciembre, 2018

    Me alegra mucho leer tu comentario, recuerdo las etapas de Guadalajara bellas y con habitantes hospitalarios. Noelia desde Valencia me ofrezco a enseñaros mi ciudad y cuidaros lo mejor posible. Un fuerte abrazo.

Deja tu opinión

He leido y acepto la Política de privacidad.

Usamos cookies

Sólo guardamos datos de tu visita, no datos personales. Saber más sobre nuestra política de cookies..

Aceptar el uso de las cookies